HISTORIA DE COCA-COLA. Mitos, leyendas y curiosidades sobre el refresco más conocido del mundo
LIBRO 12
COCA-COLA versus PEPSI
El origen de Pepsi es casi tan antiguo como el de Coca-Cola.
Nos remontamos a 1894, cuando Caleb Bradham fabricó un tónico con pepsina, una enzima que ayudaba a la digestión de las proteínas. Debido a las oscilaciones del mercado, su propietario intentó vender por primera vez su compañía a Coca-Cola en 1922, cuando Pepsi sólo tenía dos plantas embotelladoras en todo el país.
En 1923, y con Pepsi al borde de la quiebra total y subsistiendo apenas, es ofrecida por segunda vez y por segunda vez la Compañía se negó a adquirir la casi extinguida competencia.
Sin embargo, Pepsi subsistió. Pasarían diez años más para la tercera oferta. Desalentados los actuales propietarios por las escasas ventas es ofrecida por tercera y última vez a Coca-Cola por 50.000$. Y por tercera vez Coca-Cola dice que no.
Sería interesante saber que hubiera sido de Coca-Cola si hubiera comprado a tiempo a su más feroz competidora. Por tres veces se negó a adquirirla y quizás ahora se estiran de los pelos. Por tres veces, como San Pedro a Jesús, no quiso saber nada y le dió la espalda. Por tres veces tuvo la ocasión de ayudar o eliminar, depende como se mire, a su único competidor y no supo o no quiso hacerlo.
Y no sólo perdió esa oportunidad sino que un año más tarde, en 1934, el presidente Woodruff firmó un documento donde reconocía a la marca Pepsi-Cola en Estados Unidos, ya que la compañía era propietaria de todos los nombres que llevaran el nombre de "cola".
La suerte estaba echada. Ahora serían dos a repartirse el pastel.
Ya no se podía hacer nada.
Empezaba la batalla... nadie había pensado jamás que Pepsi daría tanta guerra...

Casi todo el mundo ha visto por televisión algunos anuncios de Pepsi donde siempre compara su producto con Coca-Cola. Pero esta "guerra" no es un invento de los afamados publicistas de Tv. de nuestro tiempo. En 1932 el presidente de Pepsi envió por correo al de Coca-Cola una caricatura donde se mostraba a una botella de Pepsi derribando una carreta que estaba llena de manzanas Coke. La sutileza estribaba en que las manzanas se las comían los cerdos que había en el camino, popularmente llamados coke.
Muy sutil para la época, pero ya mostraba lo que años más tarde se generalizó con un término muy popular: había empezado la "Guerra de las Colas".
sabías que... Valentín Lachica, un filipino de 73 años, nunca cierra su kiosco en San Fernando de la Unión hasta haber vendido 50 cajas de Coca-Cola. Normalmente realiza 1.200 transacciones diarias y permanece abierto una media de 12 horas.
LIBRO 12