HISTORIA DE COCA-COLA. Mitos, leyendas y curiosidades sobre el refresco más conocido del mundo
LIBRO 14
II GUERRA MUNDIAL - II
Durante la II Guerra Mundial, Coca-Cola desplazó a sus T.O. por todos los frentes de batalla. Desde Nueva Guinea al Mediterráneo, la compañía siguió a sus soldados a través de todos los continentes, excepto la Antártida, suministrándoles más de 10.000.000 de botellas e instalando 64 fábricas. Todos los gastos de montaje eran sufragados por el gobierno. Las experiencias de los 248 hombres que la compañía distribuyó por todo el mundo llegaron a ser legendarias y su labor contribuyó al gran auge de Coca-Cola en el mercado de postguerra. Los técnico que instalaban las fábricas tras las líneas de avanzada eran considerados tan imprescindibles como los mecánicos que reparaban los carros de combate o los aviones.
En 1941, un inspector de Sanidad del Ejército rogó a sus superiores que enviara un adecuado suministro de Coca-Cola para su destacamento, ya que consideraba la falta de la bebida como la mayor calamidad que sufría la tropa.

Pero no era solamente la tropa los que no podían pasar sin su Coke. Es conocida la adicción a la bebida de los generales Patton, Ike Eisenhower, McArthur, Bradley y Marshall.
He aqui algunas anécdotas con estos personajes:
- El General Patton, célebre entre sus hombres entre otras cosas por su gran consumo de bebida (Coca-Cola & Ron) dijo en una ocasión que "... una manera eficaz de acabar la guerra sería enviar a la Coca-Cola a primera línea... y así no tendríamos que luchar con esos bastardos..."
- El General McArthur autografió la primera botella producida en la planta de las Filipinas.
- El héroe de Battan, el General Wainwright, se fotografió en plena campaña con tres de los símbolos más americanos: un bate de béisbol, una hamburguesa y una Coca-Cola.
- El General Bradley tenía siempre en su despacho un cajón de su refresco favorito.

Pero el verdadero adicto a Coca-Cola era Ike Eisenhower, que además de llegar a ser presidente de su país, también fue presidente de una planta embotelladora de Coca-Cola.

"... Si alguien nos preguntara por que combatimos, creo que la mitad de nosotros contestarían: por el derecho de comprar Coca-Cola en paz."
Soldado Tim Dorsey, en carta dirigida a la compañía. Francia, Julio 1944.
sabías que... la inmensa piscina en la que imaginariamente se vertiera toda la Coca-Cola que se ha fabricado hasta ahora tendría casi 30 km. de longitud y cerca de 13 km. de anchura. En esta gigantesca piscina cabrían 512 millones de personas.
LIBRO 14