HISTORIA DE COCA-COLA. Mitos, leyendas y curiosidades sobre el refresco más conocido del mundo
LIBRO 15
II GUERRA MUNDIAL - III
La primera botella distribuida en plena guerra salió de la planta embotelladora de Coca-Cola en Orán, Argelia, en las Navidades de 1943.

El famoso corresponsal de guerra Howard Fast casi muere como resultado de la negativa del piloto del avión en que viajaba, a aligerar peso del aparato en el que volaban, ya que por exceso de peso, el aeronave no conseguía ganar altura para despegar. La aeronave llevaba una carga muy importante de botellas de Coca-Cola vacías, además de diverso material militar.
El periodista sugirió con toda la razón del mundo arrojar por la escotilla las botellas y las cajas, a lo que el piloto respondió: -" Eso es imposible... los fusiles, la munición, los podrá tirar... los jeeps y hasta un obús. Pero las botellas de Coca-Cola ??... De ningún modo... si usted quiere conservar los galones. Con Coca-Cola no se jode... !!!".

Los soldados soviéticos lanzaban un curioso grito de guerra en plena batalla cuando veían las botellas de Coca-Cola: "ETO ZDOROVO" (Es grandiosa !!!).

En plena contienda, la cotización de una sola botella de Coca-Cola era increíble. Recordar que el precio era de 5c. la botella. Su precio oscilaba entre 5$ y 40$, o sea entre el 100 y el 800 por ciento más caro que su valor de compra.

En Irán, en una subasta, se pagaron 1.000$ por una botella y en Italia 4.000$, también en otra subasta.

Mary Churchill, hija del célebre primer ministro británico, bautizó un destructor de la Marina Real británica con una botella de Coca-Cola.

En la batalla de Bulge, un observador T.O. tuvo que echar una mano a un "Pater" (sacerdote). Ante la falta de vino sacramental, la ceremonia se completó con Coca-Cola.

La botella de Coca-Cola ofrecía la posibilidad de ser utilizada de mil maneras diferentes, sin contar su uso como contenedor de líquido. En el Pacífico Sur se utilizaban como aisladores eléctricos; los náufragos podían utilizarla como anzuelo para cazar tortugas; también se usaban como artilugio de sabotaje, ya que se colocaban en las pistas de aterrizaje japonesas con el buen propósito de reventar los neumático de los aviones al aterrizar o al despegar.

Los británicos se horrorizaban con una mezcla que hacían los soldados americanos. Se llama Coca-Cola Oil y sus ingredientes son Coca-Cola y Cerveza rubia. (Por cierto, es muy sabrosa, pero hay que saber mezclarlo. En una copa de cerveza servir 3/4 partes de cerveza y 1/4 parte de Coca-Cola. Beber todo el contenido y una vez hayáis vaciado la copa, volver a llenarla con el resto, o sea 1/4 de cerveza y 3/4 de Coca-Cola.)

Unos utilizaban el refresco para lavarse los dientes y otros utilizaban el cajón de botellas vacío como buzones de correo o como banquetas. Todo dependía del ingenio... Pero no toda su utilidad se limitaba a cosas materiales. Cuando las tropas americanas cruzaron el río Rhin, el santo y seña de batalla fue, como no, "Coca-Cola".
sabías que... si se pusiera toda la Coca-Cola que se ha fabricado hasta ahora en botellas de tamaño normal se necesitarían más de 4.079.020.000.000 botellas y si se apilaran dentro de un campo de fútbol, formarían una montaña de más de 52.000 metros de altitud, es decir, 59 veces más alta que el Everest, el pico más alto del mundo.
LIBRO 15