HISTORIA DE COCA-COLA. Mitos, leyendas y curiosidades sobre el refresco más conocido del mundo
LIBRO 25
IN THE TOP OF THE HILL
Años 70.
Duros, muy duros serían estos años para la compañía. Pepsi ataca fuerte, muy fuerte.
El presidente Nixon, hombre de Pepsi, firma un contrato con la URSS para embotellar por su primera vez su producto. Coca-Cola tiene problemas con el personal, con los embotelladores, con las plantaciones, etc, etc... Aún así, los directivos de Pepsi temen a su oponente y se refleja en un comentario muy habitual: "No despertemos al Gigante Rojo...".
Pero Coca-Cola no se duerme y crea el que sería el mejor anuncio de toda la historia de la publicidad.
En la cima de una colina en Italia, Coca-Cola reunió a 200 jóvenes adultos de cada rincón del mundo adecuadamente vestidos con sus trajes nacionales. Dispuestos en hileras y siguiendo una pirámide invertida, sostienen una botella de Coca-Cola mientras cantan:
"ME GUSTARIA HACER DEL MUNDO UN HOGAR... / QUIERO ENSEÑAR AL MUNDO A CANTAR../ ENVIAR UN MENSAJE DE PAZ..."

Estrenado en público en Julio de 1971 causó sensación en todo el mundo.
Nunca un anuncio de TV había conseguido reunir tantos valores y sensaciones en un minuto. Con una perfecta realización, interpretado por el grupo británico New Sekkers se vendieron más de un millón de copias del disco editado a tal efecto y fue un hit en todas las listas de éxitos. La compañía recibió cientos de miles de cartas solicitando la partitura de la canción y, aunque en ningún momento se cita a la marca en el spot, cualquiera que la oyera automáticamente la asociaba con ella. Al que esto escribe, recordando este gran anuncio, y a pesar de haberlo visto cientos de veces, aún se le humedecen los ojos ...
Durante muchos años en medios publicitarios se ha considerado a este anuncio comercial como el mejor anuncio jamás realizado. Quizás debido a esta sensibilidad empieza a generarse una corriente de simpatía hacia la marca y aparecen los primeros síntomas de fidelidad hacia Coca-Cola.
En 1972 se edita la primera guía ilustrada de los objetos coleccionables de Coca-Cola, en 1975 nació el Clan Coca-Cola precedente de todos los clubs de coleccionistas y de repente, los viejos objetos de publicidad, bandejas y almanaques o cualquier objeto que llevara el logo de la marca adquieren un valor insospechado. Nadie pensaba que los objetos publicitarios de una marca de bebidas serían objeto de culto y adoración por unos cuantos, teniendo en cuenta que la cifra de objetos que se pueden coleccionar censados por la compañía a mediados de 1992, es superior a 3.000.000 de piezas diferentes !!!
sabías que... la mayor máquina expendedora de Coca-Cola de hoy en día está en Alemania. Tiene una capacidad para 864 latas, pero en 1946 en EE.UU., el arcón frigorífico de mayor capacidad contenía 1.098 botellas.
LIBRO 25