HISTORIA DE COCA-COLA. Mitos, leyendas y curiosidades sobre el refresco más conocido del mundo
LIBRO 28
EL GRAN ERROR DEL SIGLO
El proyecto Zeus, o Tampa, o Eton, o como al final se conocería Proyecto Kansas, tenía un sólo objetivo: cambiar el sabor de Coca-Cola hacia el gusto más dulzón que empezaba a predominar en esos años.
El 1 de Enero de 1985, se reúnen Robert Woodruff, el Jefe, el gran Jefe y Roberto Goizueta, presidente de la compañía durante ese año. El Jefe tenía 95 años, cuatro menos que Coca-Cola, compañía que dirigió más de 60 años. Goizueta, el químico cubano que fue el primer ejecutivo extranjero de la compañía le explica los porqués del cambio de fórmula de la bebida. Pepsi avanzaba fuerte y había llegado la hora de modificar la "vieja fórmula", si bien era muy arriesgado.

Robert Woodruff, casi sordo y ciego, y al borde de la muerte, escuchaba. Goizueta permanece en silencio esperando una respuesta del anciano. Los ojos del Jefe, encendidos, brillaban; caía una fina lluvia, dio un suspiro y con voz áspera dijo sólo una palabra: "Hágalo"
En vista de que Goizueta y Woodruff mantuvieron esta crucial reunión a solas, sólo tenemos las declaraciones de Goizueta acerca de lo que pasó. Si bien nadie acusó a este último de haber mentido, muchos empleados de la compañía se niegan obstinadamente a creer que Woodruff hubiera aprobado la modificación de la fórmula. A partir de este momento, Woodruff deja de comer y dos meses más tarde, el 7 de marzo de 1985, apenas un mes antes del lanzamiento de la NEW COKE, muere Robert Woodruff, uno de los mejores empresarios de todas las épocas.
Nunca se enteraría del alboroto que se formó con el "intento" del cambio de sabor. Durante los tres siguientes meses se recibieron cientos de miles de llamadas a través de las 800 líneas telefónicas de las que dispone la compañía y cientos de miles de cartas en las que los consumidores exigían, de manera categórica, volver a la vieja fórmula.
Estas cartas, que recordaban las que enviaron los soldados a la compañía durante el período de la II Guerra Mundial, revelaban de forma clara el verdadero problema: Coca-Cola era una vieja amiga, un talismán, una especie de emblema.
Se había intentado cambiar un símbolo nacional solamente por una simple cuestión de moda y además sin tener en cuenta al fiel consumidor, que tenía por bandera a Dios, la Patria y Coca-Cola.
sabías que... si toda la Coca-Cola que se ha fabricado hasta ahora brotara del géiser "Old Faithfull" con un caudal de 68.000 litros/ hora, estaría fluyendo continuamente durante más de 1.500 años.
LIBRO 28