HISTORIA DE COCA-COLA. Mitos, leyendas y curiosidades sobre el refresco más conocido del mundo
LIBRO 33
1990
En los años 80, las acciones de la compañía se revalorizaron en casi el 735%, generando a sus accionistas un beneficio de 30.000 millones de $ adicionales. Coca-Cola tiene tal influencia que escapa prácticamente a todos los parámetros.

En Sudáfrica la venta callejera de la bebida da trabajo a una cantidad importante de gente de color; en Moscú, en plena Plaza Roja se instaló un gran letrero de neón, justo delante de la "compañera de viaje" McDonald; en Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, se consumen un promedio de 420 bebidas al año per cápita.
Pero, como toda compañía inteligente también aprovecha acontecimientos trascendentales que puedan mejorar su imagen: en noviembre de 1989 cae el muro de Berlín y se reparten miles de bebidas gratis mientras los ciudadanos de Berlin-Este cruzan la frontera.

Editorial del New York Times, 1991.
- "Usted podrá alejarse pero no logrará volver los ojos. Tarde o temprano sin importar lo lejos que usted se haya aventurado de las comodidades y ventajas del mundo moderno, Coca-Cola le encontrará. Aunque esté en las cumbres del Himalaya, en las islas azotadas por huracanes, o vaya a la cuna de la civilización si le place. Coca-Cola le estará esperando".

La Asamblea del Club Internacional de Coleccionistas de Coca-Cola celebrada en Atlanta en 1991, reunió a tal cantidad de gente que no fue suficiente un hotel entero para albergar a toda la Convención. Estos personajes, entre los cuales se incluye el que esto escribe, reconocen que el coleccionismo de Coca-Cola es más fuerte que una droga. En las subastas el clima de tensión es tan patente que muchas veces prefieren abordar al poseedor de esa pieza rara o extraña fuera de las reuniones y regatear el precio para que ya no salga en subasta. En muchos casos sus objetos de colección acaban desalojando a su propietario de su propia casa y convirtiéndolas en pequeños museos, llenos de recuerdos y nostalgias.
sabías que... la primera máquina expendedora de Coca-Cola que se instaló en la antigua Unión Soviética está situada en el vestíbulo del Hotel Mezhdunarodnaya.
LIBRO 33